Izzi & NAB

Izzi & NAB

 

Si piensas que la actual campaña de Izzi es innovadora estas COMPLETAMENTE EQUIVOCADO! Echémonos un clavado a la historia en el 2011 cuando el Banco Nacional de Australia (NAB) realizó esta misma campaña en el 2011. La idea principal es que los australianos no distinguían la diferencia entre los 4 principales que destacaban en ese momento y pensaban que todos dormían juntos por así decirlo e iban de la mano. La gran estrategia de esta compañía fue realizar una campaña donde se mostraba públicamente la ruptura entre NAB y los demás bancos a través de actuaciones en el metro, canciones, banners entre otros. Lo que causo fue un gran impacto ya que al momento la empresa daba las tasas más bajas.

 

 

Ve en este link la campaña completa!

 

¿Un éxito? No lo creo. Para toda historia hay que saber la contra parte. Esta campaña si genero muchos ingresos para la compañía y muchos clientes nuevos pero al poco tiempo dada la situación financiera ya no podía dar las tasas más bajas. Se alzaron expectativas en los consumidores que no se lograron cumplir a largo plazo. En sí la campaña fué un éxito pero no se pudo controlar el después. Es aquí donde vemos que la empresa no está totalmente alineada a sus objetivos ni sus metas a largo plazo y no tienen una clara idea de la situación actual y futura del mercado.

 

En éste link podrás ver un análisis completo del después de la campaña!

http://www.brw.com.au/p/marketing/breaking_up_with_nab_it_promised_DpeMfeZMBUwdwbdFIU4c3O
 
 

Esto es exactamente con lo que pasa con la campaña de Izzi en México. Empezó excelente con la idea de Adiós Carlos… pero ¿Que pasa? Las lineas actualmente se encuentran saturadas. No es una empresa totalmente establecida que pueda ofrecer los servicios por sí misma sino tiene que hacerlo a través de un outsourcing donde el contrato no está bajo su nombre. ¡El servicio es pésimo!

Aquí es donde podemos ver como las grandes ideas destruyen una meta por no prever, por apresurarse a lanzar al mercado algo inestable y no medir los riesgos a futuro. Mercadologos, ¡Esta es una gran lección que debemos aprender!